Entrevista a Bojan Krkic by MundoDeportivo.es

Bojan tiene muchos números para regresar este sábado a la lista del Barça para el partido ante el Valencia, 47 días después de su lesión. El delantero se ‘rompió’ en la primera jornada de Liga ante el Sporting y desde entonces sus esfuerzos han ido encaminados a recuperarse. En este mes y medio ha podido disfrutar desde fuera de su equipo, al tiempo que ha tenido que lidiar con una estéril polémica motivada por su justificada ausencia del Mundial

Sub 20. Más maduro que nunca, Bojan atendió a MD demostrando que pese a sus 19 años ya domina muy bien el terreno por el que pisa.

¿Ya está olvidada la lesión?

Ya estoy muy bien, entreno a tope, y ahora sólo tengo que volver a enganchar el ritmo de competición.

¿Ha estado angustiado?

No, he estado tranquilo y siendo consciente de que volveré igual de fuerte y de que puedo estar en este equipo.

Puede volver en Valencia, donde marcó en la final de Copa. Casi nada.

Es algo que no olvidaré y me hace mucha ilusión poder volver a jugar en Mestalla, revivir aquel partido, pero eso depende del míster.

¿Lo ha pasado mal estos días?

No, mal no. Pero tenía muchas ganas de volver, es lógico. Cuando un jugador no participa en lo que es su profesión tiene ganas de volver. Pero he estado muy tranquilo, disfrutando mucho del equipo y muy orgulloso de formar parte de esta plantilla. A veces tienes que estar fuera para darte cuenta de lo grande que es este equipo, porque cuando estás dentro estás en un mundo en que no te das cuenta de lo que vives. Es lo que me ha pasado a mí.

¿De qué se ha dado cuenta en este mes que ha estado fuera?

De eso, de la grandeza de este club, aunque ya lo sabía, del momento del equipo, del juego, de todas las opiniones que mueve, de la ilusión de la gente… De todo. El hecho de ver un partido del Barça con mis amigos, que hacía años que no lo hacía. Cosas que cuando estás en el campo desconoces.

¿Qué partidos vio con sus amigos?

El del Inter y el del Racing.

¿Y qué comentaban ellos?

(Risas) Se quejaban de cualquier cosa… Fue algo diferente porque desde que estoy en el primer equipo no había visto nunca un partido en la grada del Camp Nou. He recordado la opinión de la gente, las protestas, las ovaciones… Sensaciones muy buenas.

¿Sus amigos se quejan de los árbitros?

Sí, de todo… Son culés (risas).

No les han pitado ningún penalti a favor. ¿Cómo lo interpreta?

Ha habido jugadas claras, es cierto, pero yo creo que el árbitro, si no nos ha pitado penalti, es porque no lo ha visto. Nosotros lo que tenemos que hacer es seguir con este juego, con esta dinámica y seguro que habrá penaltis. Pero lo importante no son los penaltis sino que el balón entre.

¿Qué tal con el míster?

Muy bien, me siento muy a gusto con él. Me ayuda mucho.

¿Le sigue corrigiendo?

Claro, es lógico. Tengo 19 años y tengo mucho por aprender y mejorar y él lo sabe. Sabe mucho de fútbol y para mí es un privilegio aprender cada día de su exigencia.

¿Ve al equipo como el año pasado o aún le falta un poco?

Creo que no hay que comparar. El año pasado fue una temporada única en la que salió todo excelente, pero lo importante es que este año estamos en una buena dinámica, en ese nivel de juego que tenemos cuando hay partidos y eso tenemos que hacer. Pensar en el día a día, estando más unidos que nunca y no mirar demasiado al pasado. Sólo disfrutar de él y también del presente. Porque el equipo sigue líder, jugando bien y ganando partidos y eso es lo positivo.

¿Se sienten favoritos para ganarlo todo de nuevo?

No lo creo. Estamos en octubre y el Barça va líder pero nunca se sabe lo que puede pasar en la siguiente jornada.Los títulos se deciden en abril y mayo y para eso aún quedan muchos meses de trabajo, muchos meses de satisfacciones y mínimos días, espero, de derrotas. Es un trabajo que ha de ser constante.

¿Cómo ha visto al Madrid?

Es lógico que perdiera contra el Sevilla, que tiene un gran equipo y una afición muy caliente. El Madrid ha fichado muy bien, a los mejores jugadores que quedaban fuera del Barça. El Barça tiene a los mejores del mundo, pero yo creo que ellos son humanos, son personas y tienen derecho a perder partidos.

¿Ve entonces exageradas las críticas a Pellegrini?

Es lógico que las haya, porque cuanto más tengas más te van a exigir. Pero todos tenemos que ser conscientes de que se trata de personas, que el Madrid tiene personas y que también tienen el derecho a perder, como el Sevilla, como el Barça…

¿Eso se olvida?

Sí. A Cristiano se le exige lo que ha valido y está hecho de carne y hueso igual que todos los jugadores con los que convive, lo que pasa es que él tiene una calidad que le permite hacer más cosas. Pero eso no significa que cada día tenga que hacer maravillas. Un día malo lo puede tener cualquiera y cualquiera puede perder un partido.

¿A usted le ha pasado eso de notar que se les exige como si fuesen máquinas?

No. Tampoco puedo decir eso, y es lógico que a Barça y Madrid se les exija más, pero lo que no se puede es ganar siempre. Nosotros, el Barça del triplete, empezamos la temporada perdiendo con el Numancia y empatando con el Racing. Y después de vencer en Roma también dejamos de ganar algún partido, y éramos los mismos.

El año pasado marcó 10 goles. ¿Este año se marca alguna meta?

No, nunca lo hago. El objetivo es conseguir tener confianza en mí mismo, que es lo que me dará los goles. La confianza que tenía antes de lesionarme.

Su lesión ha derivado en polémica porque no pudo ir conla selección Sub 20. Incluso Caparrós dijo que si ya estaba bien, lo normal es que Bojan se fuese para Egipto.

¿Le dolió especialmente que eso viniese de Caparrós, un técnico que siempre le había mostrado mucho cariño?

No, es algo que no me afecta. Yo y las personas que han tratado esta lesión tenemos la conciencia muy tranquila. Si hubiese estado bien habría ido con la selección, como he ido tantas otras veces en categorías inferiores. Que se dude de mí respecto de la selección es otro tema que no me preocupa. Yo me lesioné y decidimos de forma conjunta con la Federación que si no iba a poder disputar la primera fase y no iba a llegar a tope a la segunda, lo mejor era que fuese otro que estuviese bien.

¿Le dirá algo a Caparrós cuando se lo vuelva a encontrar?

No, yo no soy así. Todo el mundo tiene derecho a opinar, a defender lo suyo y en ningún momento le tendré rencor por nada. Además, el Athletic tuvo que ceder a De Marcos para la Sub 20, a Muniaín tendrá que cederlo ahora para la Sub 17 y supongo que por eso Caparrós estaba algo enfadado por perderlos para su equipo. A mí me parece un excelente entrenador que merece un gran respeto y yo seguiré igual. Cuando me lo encuentre lo saludaré y será un placer que él me venga a saludar a mí. Que todo lo malo sean cosas así…

Ahora Xavi y Puyol han dejado la selección, uno porque está tocado y el otro porque está sancionado, y ya ha habido algo de polémica. ¿Lo entiende?

Digo lo mismo que en mi caso. Si han vuelto es porque se ha decidido así de forma conjunta y, por tanto, con el permiso de la Federación. Por eso no tiene que haber ninguna polémica.

En la final de Copa tuvo su momento de gloria con gol incluido, pero en la de la Champions no jugó ni un minuto. ¿Tiene una espina clavada por eso, como le pasó a sus compañeros Messi, Iniesta y Xavi con la final de París?

Primero de todo, estar con 19 años en un equipo como éste y tener ya cinco títulos como los que hemos ganado es algo que me pone los pelos de punta sólo de pensarlo. Con 19 años ya sé lo que es ganar una Champions, el título que le hace más ilusión a cualquier futbolista. En toda la competición marqué 3 goles y disputé muchos minutos. En la final todo el mundo quiere jugar, pero sólo pueden hacerlo once de inicio y los tres cambios. Aquel día el míster optó por otros compañeros y yo lo respeto. Claro que me gustaría ganar otra Champions jugando yo de titular, pero no es una espina clavada. Además, en Roma yo no fui el único que se quedó sin jugar y eso hay que saberlo respetar.

La próxima es en el Bernabéu. Eso debe motivar especialmente, ¿no?

Hombre, estaría bien ganar allí, pero más que nada por el objetivo final, que es ganar una Champions. Es un campo bonito, cerca de casa, que sea el estadio del Madrid… Todo eso son alicientes. Pero insisto, el objetivo no es ganar la Champions en el Bernabéu, sino ganar la Champions. Ojalá podamos jugar esa final pero no será fácil porque quedan muchos partidos por delante. El año pasado, estando en nuestro mejor momento, al Chelsea sólo pudimos eliminarlo en el último minuto. Por eso, hay que saber mantener los pies en el suelo.

Es muy diplomático, pero ¿no se imagina a su amigo Piqué tras ganar la Champions en Madrid?

(Risas) Bueno, sería espectacular, un gran día para el barcelonismo, pero hay que trabajar muy duro para que podamos llegar a disfrutar de ello

One Comment

Add a Comment

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

 

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada