Mira como tiemblo…..

“Ya estamos a 10 puntos; el Barça jugará presionado”. La antológica frase del joven merengue Dani Parejo la soltó el domingo y en lugar de provocar una estruendosa carcajada o bien una reprimenda interna por puro sentido de la vergüenza como ocurriría en cualquier otro club, resulta que el madridismo militante no sólo la ha asumido como propia sino que además ha puesto su maquinaria propagandística a remar en ese sentido. Desde ayer, el ‘espíritu de Juanito’, el ‘clavo ardiendo’, el ‘Juntos podemos’, el ‘Villarato’, el ‘cagómetro’ y todos los eslóganes acuñados en Chamartín trabajan a destajo para intentar demostrar que este Barça que lidera la Liga con una autoridad que nadie ha exhibido en la historia del torneo está ya como un flan porque el Madrid se ha puesto no a 1, ni a 2, ni a 3, ni a 4, ni a 5, ni a 6, ni a 7, ni a 8, ni a 9… sino ¡a 10 puntos!

No sólo empiezan a autoconvencerse ellos. Ahora intentan convencer al resto que el que está en un principio de crisis es el Barça porque ha empatado un partido tras diez triunfos consecutivos. Para los culés que tengan una tendencia natural al escepticismo que repasen objetivamente la situación y verán que no hay motivo sensato para comulgar con semejantes ruedas de molino.

Punto uno: ‘La remontada de Juande Ramos’. Señalado el técnico manchego como el responsable de la escalada blanca. El planteamiento parte ya de una base matemáticamente equivocada: el Madrid no ha remontado. Es más, pese a sus ocho victorias consecutivas, el Real de Juande está más lejos del Barça que el Real que dejó Bernd Schuster. El técnico alemán fue destituido en la jornada 14, con el equipo blanco a 9 puntos del líder, el Barça. Hoy, 9 jornadas después, la distancia ha aumentado en un punto de facto y en otro virtual, pues el 2-0 del Barça en el clásico le da por ahora clara ventaja en el ‘goal average’ particular. Todo eso, con dos meses de Liga menos por disputarse.

Punto dos: los números. La comparación contable Barça-Madrid no se aguanta por ningún lado. Ni en triunfos (19/16), ni en derrotas (1/5), ni en goles a favor (70/49), ni en goles en contra (18/27), ni en diferencia de goles (+52/+22).

Punto tres: el precedente. El referente histórico de la remontada blanca de hace dos temporadas nada tiene que ver con el panorama actual. Para empezar, por mucho que oigan por ahí, lo más lejos que estuvo aquel Madrid del Barça “de la autocomplacencia” fueron 6 puntos, en la jornada 24.

Punto cuatro: el doble rasero. Los mismos medios que saludan la “presión” del Madrid sobre el Barça dicen que el Inter “acaricia” el Scudetto por llevarle 9 puntos al segundo. Con datos así, tan alejado de la realidad está quien hoy se sienta cazado como el que se crea cazador

2 Comments

Add a Comment

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

 

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada