No todos los dias son fiestas

Pep Guardiola ya avisó antes del partido contra el Deportivo que, si podía, quería que entre ese encuentro y el del Espanyol de Copa, pudieran jugar prácticamente todos sus jugadores. Y no engañó a nadie. Del once titular del sábado en la Liga al de la Copa había hasta nueve cambios, con jugadores poco habituales como Pinto, Martín Cáceres, Sylvinho, Gudjohnsen, Hleb o Bojan.

En el Espanyol, en su debut, Pochettino, sacó un equipo titular con muchos más titulares, por lo menos sobre el papel. O sea, que quedaba claro que, como mínimo en teoría, el técnico no tiraba la Copa ni mucho menos, consciente que un buen resultado ante el Barça supondría una importante inyección de moral para un equipo bastante hundido en ese aspecto.

El Espanyol salió fuerte. En el primer minuto ya forzó dos saques de esquina. Y a partir de aquí fue quien, con muchas ganas, tuvo el control del partido. La alineación del Barça no invitaba a demasiado optimismo y cuando a los diez minutos se lesionó Márquez y entró en su lugar Víctor Sánchez, los culés ya tenían claro que habría que rezar a unos cuantos santos para poder ver una victoria del Barcelona.

Y es que, y se vio con el paso de los minutos, no había manera de que a los delanteros les pudiera llegar una pelota en condiciones. El único que se la podía hacer llegar era Iniesta… pero jugaba precisamente de delantero. La suerte era que aunque el Espanyol se vaciaba y dominaba con autoridad, tampoco creaba mucho peligro que digamos. Su mejor ocasión en la primera mitad de ese primer tiempo llegó en el minuto 20, cuando Callejón saltó bastante más que Víctor Sánchez y remató de cabeza un centro de Luis García para que Pinto parara el balón en dos tiempos.

El Espanyol siguió dominando, corriendo mucho más que un Barça que seguía al tran-tran. Tanto es así que su primera, y única, llegada a la portería de Kameni en toda la primera parte no la vimos hasta el minuto 32, con una jugada individual de Iniesta que culminó con un disparo desde fuera del área que Kameni paró sin demasiadas dificultades.

Hasta el descanso, aunque los locales parecían acusar ya algo de cansancio, aún tuvieron dos ocasiones de gol. Primero fue Valdo (37′) quien disparó alto y en el 42 Luis García, en la mejor ocasión de cualquiera de los dos equipos en el primer tiempo, remató raso y cruzado y el balón salió fuera por poco.

Así, con el 0-0, se llegó a un descanso ilusionante para el Espanyol, más por la entrega que por la calidad, y decepcionante para un Barça que ofreció el peor primer tiempo en lo que llevamos de temporada.

SEGUNDO TIEMPO DECEPCIONANTE

La segunda parte empezó como la primera. Un Espanyol ansioso, forzó ya un saque de esquina en el primer minuto. Pero las fuerzas ya no eran las mismas y el dominio de los de Pochettino no era tan intenso como en los primeros 45 minutos. El Barça, por su parte seguía igual… de mal. Muchas imprecisiones, muchos errores y muy pocas ideas. Bojan remató desde fuera del área a los 5 minutos para que Kameni no cogiera frío. Y poco más.

Si el primer tiempo había sido malo, este segundo era aún mucho peor. Nada de juego, nada de oportunidades, nada de nada. Alguna entrada brusca por parte de los jugadores del Espanyol y para de contar. Ni con la entrada de Xavi y Messi cambió en demasía la cara del Barça, aunque ahora, por lo menos, había un par de jugadores que con alguna genialidad podía darnos alguna alegría.

Pero nada. Errores y más errores. Ni un solo disparo con un poco de gracia. Ni un detalle de calidad. Mal, muy mal el Barça y el Espanyol pues cogiendo confianza a costa de una sombra de equipo como era el Barcelona. El juego del Barça era toda una exhibición de cine cómico, con acciones impropias de jugadores de la talla que se le supone a este equipo.

Y así, sin una sola jugada para destacar llegamos al final. Un empate a 0 que de cara a la eliminatoria favorece al Barça pero que anímicamente refuerza al Espanyol. Quedó claro que, diga lo que diga Guardiola, en este Barça no todos están al mismo nivel. Ahora sólo cabe esperar que el técnico lo tenga claro de cara a próximos compromisos…

One Comment

Add a Comment

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

 

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada